Dominación Femenina y Elise Sutton

Esta web es, fundamentalmente, una recopilación de artículos de Dominación Femenina de Elise Sutton, y otras Mujeres Dominantes, traducidos al español. Todos los artículos se encontraban en páginas gratis. Correo electrónico: domfemes@yahoo.es

05 mayo 2006

Superioridad Femenina en el puesto de trabajo (Elise Sutton)

¿Cómo actua un sumiso que cree en la Superioridad Femenina cuando en su trabajo tiene Mujeres bajo su autoridad?


El sumiso tiene dos obligaciones en este caso:

  1. El sumiso trabaja para su Mujer o para quien sea la Autoridad Femenina que haya en su vida. Por tanto, en el mundo laboral debe buscar la excelencia pues su trabajo representa también a su Mujer o Ama; y esto significa esforzarse lo máximo en su trabajo.

  2. El sumiso ve y sirve a todas las Mujeres como las Superiores Féminas que son, lo que también incluye a aquellas que estén bajo su autoridad en el puesto de trabajo. El hecho de que el sumiso tenga un puesto mejor pagado y sea su jefe, no implica que sea superior a ellas. Debe tratarlas igualmente con respeto y humildad, y debe también hacer sus vidas mejores.

Ahora la gran pregunta: ¿Cómo se puede encontrar el equilibrio entre ambas obligaciones? ¿Cómo se puede sobresalir como jefe y, al mismo tiempo, mantener una actitud sumisa hacia las Mujeres?

La respuesta es que, cuando el hombre sumiso actue como jefe, su forma de actuar no tiene que tener ninguna connotación de género. Cuando esté evaluando los resultados laborales de cualquier persona debe ser justo y objetivo y juzgar con los mismos parámetros el rendimiento del trabajador, independientemente que sea hombre o Mujer; porque eso es lo que se espera de alguien que sea un buen jefe.

El hombre sumiso, como jefe, debe motivar al trabajador y el propósito de evaluar el rendimiento no es castigar la pereza o la incompetencia de los trabajadores sino saber ver sus debilidades y ayudarlos a ser más productivos... Lo cual, no tiene nada que ver con el género del trabajador.

Una vez dicho esto, es igualmente importante que mantenga su actitud sumisa hacia las Mujeres con las que trabaja, sean sus superiores o estén bajo su autoridad laboral.

  • Tratar a todas las Mujeres con humildad y respeto.

  • Tener detalles y hacer pequeñas cosas que hagan sus vidas mejores y, por tanto, sean mejores empleadas.

  • Mostrar su actitud de servicio trayéndoles un café, abriéndoles una puerta, llevándo para ellas algo que pese...

  • Asegurándose que no están ya inundadas de trabajo antes de asignarles otro cometido laboral.

  • Y, sobre todo, tratándolas con el respeto que se merecen, sean superiores en el trabajo, la secretaria o la señora de la limpieza. Tratarlas con respeto a todas y demostrar ante ellas una actitud sumisa y de servicio.

Exteriormente, no sería preciso mostrar este respeto como condición imprescindible para ser un buen jefe. Interiormente, el hombre sumiso siempre debe mantener una actitud de servicio ante todas las Mujeres con las que entra en contacto.